martes, 2 de noviembre de 2010







La luna se vuelve el sol. La noche el día. Porque detrás de cada persona se esconde otra. Quizás mas bella, quizás mas nueva, quizás la tuya.

¿Sabes cuál es la cosa a la que le dedican muchas canciones? Exacto, al amor. Bello, triste, feo, alegre, fuerte, débil, casto, violento, soñado, olvidado, antiguo, morderno...
Ten bien cercanos pedazos de tu recuerdo, y te darás cuenta de que querrás una noche sin luna. Cuando todo te parezca inútil y tengas la sensación de estar de verdad en este planeta..., pero con suerte en una posición privilegiada para poder ver las estrellas.
La vida real debería de dar más estímulos. Toma la música, quién hubiera pensado que algún día se registraran cientos de canciones en un mp3, y nada los borrará de ahí, solo necesitamos un segundo para darnos cuenta de que al menos algo es eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las bonitas sonrisas dicen:

Archivo del blog

¿Qué te ha parecido el blog?