martes, 21 de diciembre de 2010

Así somos.



Así somos, personas. Débiles, fuertes, viejas, jóvenes, enamoradas, solas, tristes, contentas...
Personas que cometemos fallos que muchas veces vemos venir, pero la palabra esperanza nos hace creer que todo es posible. Esta palabra miente. Por eso, muchas veces nos engañamos a nosotros mismos, creyéndonos nuestras propias mentiras. La suerte es que si has vivido correctamente, siempre va a haber alguien que te pare los pies cuando es debido o te empuje para poder completar el camino.
No todas las personas conocidas o incluso las que consideramos amigas van a estar ahí para decirte la verdad y abrirte los ojos, y no son mejores las personas que te dejan hacer lo que quieras o lo más divertido. 
Por eso es imprescindible saber valorar bien un amigo o amiga que no piense por ti, si no que se ponga en tu lugar y te obligue a hacer cosas que no te gustan si a larga vas a resultar beneficiado.
Mi conclusión es que hay que demostrar día a dia y segundo a segundo que una persona te importa cuando es cierto. 

Entrada dedicada a Laura Robledo. Te quiero.

2 comentarios:

  1. gracias por todo , reina
    sabes que te quiero muchisimo y que sé que lo superaré con tiempo :)
    te quiero

    ResponderEliminar
  2. aishhh! pronto nos iremos de caza y ya veras que rapido se te va el bajon jajaj (L)

    ResponderEliminar

Las bonitas sonrisas dicen:

Archivo del blog

¿Qué te ha parecido el blog?