domingo, 9 de enero de 2011

Querido sentido común.




Ya no me haces falta, ¿Por que? Muy sencillo, me he dado cuenta de que no siempre la lógica es cierta.
Me he dado cuenta de que puedes llorar de alegría o puedes reir por no llorar, ahora sé que las caricias son más fuertes que los golpes, que caerse no sirve de nada si no te levantas, que una canción alegre puede hacer llorar y una triste puede hacer sonreír. He aprendido a valorar las sonrisas que proyectan mis amigos aun estando mal, simplemente para no hacerme el día más difícil. Cuando consigo hacer reír a alguien que está llorando, cuando miro un vídeo de hace años y todo a cambiado, cuando en una foto de primaria pone: "amigas para siempre" y ya no me hablo con ella. Por los que van y han vuelto y por los que van y no piensan volver. Tampoco yo los espero.

1 comentario:

Las bonitas sonrisas dicen:

Archivo del blog

¿Qué te ha parecido el blog?